Estas 5 preguntas y 5 respuestas sobre los seguros para carros en Colombia te ayudarán entender y tomar la mejor decisión al momento de escoger un seguro.

Según datos de la Alcaldía Mayor de Bogotá de octubre del 2019, cada 5.6 segundos ocurre un siniestro vial en la capital. Estos siniestros hacen referencia a choques simples o choques con lesionado o muerto. Las cifras son alarmantes, ya que en los primeros 10 meses del 2019 se reportaron aproximadamente 400 muertes por esta causa. 

Aunque la alcaldía toma constantemente medidas para reducir estas cifras, es importante entender la ventaja de tener un seguro todo riesgo para estos casos. Es por esto, que les traemos 5 preguntas y 5 respuestas sobre los seguros para vehículos en Colombia para que tomen la mejor decisión al momento de comprarlo. 

¿Qué tipo de seguros para vehículo existen en Colombia? 

Aunque hay muchos tipos de seguros para vehículo, los dos más importantes que tiene que conocer son el SOAT (Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito) y el Seguro Todo Riesgo.  

El SOAT un seguro obligatorio que debe tener todo vehículo automotor que circule en el país.  Su función es amparar a las víctimas de un accidente de tránsito, incluyendo conductor, ocupantes y peatones. La cobertura de este seguro son gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios por hasta 800 SMLDV (Salarios Mínimos Legales Diarios Vigentes), incapacidad permanente por hasta 180 SMLDV, muerte y gastos funerario por hasta 750 SMLDV y gastos de transporte y movilización al centro médico por 10 SMLDV.

Por otro lado, el Seguro Todo Riesgo cubre responsabilidad civil extracontractual en daños a bienes de terceros, lesiones o muerte a una o varias personas, perdida parcial o total por daño y perdida parcial o total por hurto, siendo estos los más importantes.  Entre los amparos y servicios adicionales que ofrecen las aseguradoras se pueden encontrar: amparo patrimonial, asistencia jurídica en proceso civil o penal, gastos de grúas, asistencia de viajes, conductor elegido, entre otros.  

¿Por qué es importante tener un Seguro Todo Riesgo? 

Un seguro todo riesgo es importante principalmente para proteger tu patrimonio. Esto se puede explicar con esta típica situación: un vehículo te estrella por atrás y el implicado no tiene Seguro Todo Riesgo. La persona implicada tiene que responder por la reparación de tu vehículo, pero no tiene cómo pagar. Tu seguro Todo Riesgo te arregla el vehículo y se encarga de cobrarle al implicado. El implicado al no tener un seguro contra todo pone en riesgo su patrimonio ya que te tiene que responder por los daños.  

Este caso es el más simple de todos, pero cuando hay una muerte de por medio, la responsabilidad extracontractual puede aumentar hasta 5 mil millones pesos y si la persona cuenta con un seguro, ni con el dinero, tiene que responder con su patrimonio. 

¿Cómo se determina el valor a pagar por el Seguro Todo Riesgo? 

El valor a pagar se determina por cuatro factores. El primero es el valor asegurado, es decir el valor actual del vehículo. Este valor lo establece las listas de avalúos que realiza Fasecolda (Federación de Aseguradores Colombianos). El segundo factor son los tipos de amparos y el valor cubierto para cada uno de ellos. El tercer factor es el perfil de riesgo de la persona dueña del vehículo. Este factor puede variar por edad, sexo, estado civil, reclamaciones previas, entre otros. El cuarto factor es el valor de los deducibles. Un deducible es un valor porcentual a pagar por un incidente. Es decir, una reclamación de un choque por un valor de 3 millones de pesos puede estar sujeta en ese amparo a un deducible de un (1) salario mínimo legal vigente, lo cual tocaría realizar un pago cercano a los $880.000 pesos y la aseguradora pagaría el valor restante del arreglo.   

Tanto los tipos de amparos y el cubrimiento de cada uno, como los deducibles son acorados con la aseguradora, es decir que se puede pagar un menor valor en la prima reduciendo los amparos o aumentando el deducible. 

¿Qué pasa con el seguro si el vehículo es comprado a crédito? 

Cuando un vehículo se compra a crédito, la entidad financiera obliga al prestatario a pagar un Seguro Todo Riesgo por el tiempo de vida del préstamo. Esto se debe a que la garantía de pago del préstamo está respaldada por el vehículo.  

Por esto último, es importante verificar que el vehículo es asegurable ya que de lo contrario no podrá ser comprado a crédito. En la siguiente pregunta les contaremos qué vehículos no se pueden asegurar y la importancia de verificar el estado del vehículo antes de negociarlo. 

¿Todo vehículo es asegurable? 

Todo vehículo tiene que tener SOAT vigente, pero no todos los vehículos son sujetos de asegurabilidad en un Seguro Todo Riesgo. Conocer esto es muy importante, ya que 7 de cada 10 vehículos comprados en concesionario se venden a crédito. Hay tres grandes factores por los cuales un vehículo no puede ser asegurado: 

1) El vehículo es muy viejo. Aunque ya existen seguros destinados a vehículos de más de 15 años, generalmente las aseguradoras evitan asegurar este tipo de vehículos. 

2) El vehículo fue importado directamente, robado y recuperado, o tiene cualquier inconveniente en su tradición. 

3) El vehículo tiene alguna alteración estructural o falla mecánica ocasionada por un accidente o por una modificación que compromete el buen funcionamiento del vehículo. Un ejemplo de esto puede ser estribos soldados a la parte estructural del vehículo o accesorios no originales.  

La gran conclusión detrás de estas preguntas es que el Seguro Todo Riesgo no debe ser visto como una obligación, sino como una forma de proteger su inversión, el patrimonio y la seguridad de usted y su familia. 

AE Seguros Autoexpo Carros Usados