¿Sabía que puede conducir un carro nuevo sin los enormes gastos que conlleva adquirir la propiedad del coche? Esta opción existe y se llama leasing para vehículo. Básicamente, consiste en alquilar y conducir a su antojo un coche nuevo por menos de lo que lo necesitaría al mes para pagar un préstamo por la compra de ese mismo automóvil. Pero, cuando finalice el contrato de arrendamiento, usted no será el propietario del coche, a menos que su contrato de arrendamiento le dé la opción de comprar el vehículo al concesionario.

¿Qué es un leasing para vehículo?

Un leasing es una figura de contrato que se suscribe con una entidad, normalmente un banco, para que el cliente pueda acceder al uso de un automóvil nuevo durante el tiempo que dura el trato a cambio de un canon de arrendamiento. Se trata, en términos coloquiales, de alquilar un auto. Es decir, mensualmente se estaría pagando para conducir el vehículo nuevo, no para poseerlo.

Un contrato de arrendamiento de vehículos es un tipo popular de financiamiento de automóviles particulares y utilitarios. Al final del contrato, usted debe devolver el coche al concesionario o comprarlo si desea conservarlo. Para que esto suceda, esta debe ser una opción en dicho acuerdo de arrendamiento.

Por lo general, necesitará un buen crédito para obtener un leasing de un auto nuevo. Las personas que alquilan un vehículo tienen una puntuación de crédito promedio de 724, según datos de Experian del cuarto trimestre de 2018.

Ahora que ya sabe lo que es un leasing, llega el momento de hablar de los puntos por los que podría ser una buena opción para usted de acuerdo con su situación económica y sus necesidades o, por el contrario, por qué sería una muy mala opción.

Ventajas del leasing

Empezaremos explicando los beneficios más importantes de esta alternativa.

1. Flujo de salida de efectivo sustentable

La mayor ventaja del arrendamiento es que la salida de efectivo o los pagos relacionados con el alquiler se distribuyen a lo largo de varios años, lo que ahorra la carga de un solo pago en efectivo. Esto ayuda a una empresa a mantener un perfil de flujo de efectivo constante.

2. No hay riesgo de obsolescencia

Existe un alto riesgo de que la tecnología se vuelva obsoleta y, en el caso de los vehículos, este proceso es bastante acelerado. Es famosa la frase que al salir del concesionario los autos empiezan a desvalorizarse. En este sentido, el leasing produce grandes prestaciones y salva al negocio del riesgo de invertir en una tecnología que pronto podría quedar anticuada.

Por ejemplo, muchas entidades ofrecen clausulas en el contrato de arrendamiento para que el cliente pueda cambiar el auto con cada renovación del leasing. Esto permite estrenar cada cierto tiempo y obtener los beneficios de las nuevas tecnologías.

3. Beneficio tributario

Las empresas que se deciden por esta alternativa tienen la ventaja de que los gastos de arrendamiento o los pagos del canon son considerados costes de operación de la organización y, por lo tanto, de intereses. Por esta razón, se les pueden deducir los impuestos.

4. Mejor planificación

Por regla general, los gastos de arrendamiento permanecen constantes durante toda la vida del activo y crecen en línea con la inflación. Esto ayuda a planificar los consumos o la salida de efectivo al realizar un presupuesto.

Desventajas del leasing

Por contra, no todo son ventajas en el leasing. También presenta algunos inconvenientes, los cuales te mostramos a continuación.

1. Procesos y documentación

En general, formalizar un contrato de arrendamiento es un proceso complejo y requiere documentación exhaustiva y un examen adecuado del activo, lo que puede generar otros gastos.

2. Sin la propiedad del automóvil

Al final del período de alquiler, usted no termina convirtiéndose en el propietario del coche, a pesar de que ha abonado una importante suma de dinero a lo largo de los años.

3. Mantenimiento del carro

Usted es el responsable del mantenimiento y el correcto funcionamiento del coche que ha alquilado, lo que es bastante problemático si se piensa en que se paga por hacer reparaciones a un coche que se tiene que devolver después de unos años.

4. Deuda adquirida

Se trata de una deuda mensual a medio plazo que puede generar desequilibrios en su economía personal o la de su empresa si no tiene una adecuada gestión de sus finanzas.

Par firmar un contrato de leasing para automóvil con una entidad financiera, debe primero evaluar los beneficios y las preocupaciones que esto traería a su vida. Es importante que piense en la utilidad que le dará al vehículo y la proyección de su economía personal en los próximos años. Tenga en cuenta que, en muchos casos, si tiene el dinero para comprar el carro, hacerlo es más rentable a medio y largo plazo, ya que no se preocupará por el canon mensual.

Le recomendamos nuestro artículo: 5 preguntas sobre los seguros para carros en Colombia

En qué consiste un leasing para automóvil, sus pros y sus contras Catálogo Autoexpo