Los motivos de la descarga de la batería son variados. En algunos casos, se da por mantener el vehículo en reposo durante un largo tiempo o por mantener el motor apagado con la radio prendida o alguna luz encendida. También se debe a la antigüedad de la batería, ya que, con el paso de los años, estas presentan dificultades para mantener la carga.

 A continuación, se explican los pasos necesarios para poner en marcha un vehículo con la batería descargada.

Paso 1: busque cables pasacorriente y un vehículo donante

Es necesario llevar un juego de cables. Estos son herramientas elementales que deben permanecer todo el tiempo en su vehículo.

Se recomienda adquirir unos con una longitud de entre 3 a 6 metros. Se espera que la longitud de estos sea relativamente larga, dado que se pueden presentar situaciones en las que no será posible estacionar un coche justo al lado del que necesita encender.

Igualmente, ha de encontrar un coche que se ponga en funcionamiento correctamente y que su batería esté en buen estado.

Paso 2: ponga los dos vehículos en posición

Es necesario identificar las baterías de cada coche. Generalmente, se ubican en el compartimento del motor y hacia la parte del frente. En algunos casos, estas se encuentran protegidas por coberturas de plástico, por lo que tienen que retirarse antes de pasar la corriente.

Después de identificar dónde se ubican las baterías, estacione el coche que va a pasar la corriente lo más cerca posible del que no enciende.

Paso 3: conecte el cable positivo

Los cables positivos generalmente son los rojos o amarillos. Para conectarlos, debe asegurarse de que los dos autos estén apagados. Después de esto, ha de colocar el cable positivo en el terminal positivo de la batería descargada.

Le recomendamos leer:  ¿Transmisión mecánica o automática?

Los símbolos (+) y (-) servirán como guías en esta labor. Posterior a la conexión del extremo rojo, recuerde que el extremo negativo no se ha de conectar a la batería que no enciende. Debe dejarse en un lugar seguro y donde no haga contacto con ninguna superficie del motor. Durante el paso 4 se indicará qué hacer con este último extremo.

Sujete el extremo positivo al terminal positivo de la batería en buen estado. Tras conectar y manipular estos cables del puente, es fundamental comprobar que los dos extremos no se toquen entre sí. En caso de que esto ocurra, puede haber un cortocircuito en uno o ambos vehículos. Para evitar este problema, se aconseja tener a una persona en cada extremo.

Paso 4: conecte el cable negativo

Teniendo en cuenta las recomendaciones del paso 3, debe buscar el cable negro. No obstante, es importante seguir dos pautas durante este paso. En cuanto a la primera, el cable negro tiene que ser sujetado en el terminal negativo (-) de la batería en buen estado.

En segundo lugar, el último cable negro que se dejó a un lado en el paso 3 debe ser conectado en el punto que recomienda el manual del carro o en una pieza metálica que no esté cerca a la batería.

En el caso de que este cable se acerque a la batería, puede producirse una chispa y provocar una explosión. Esto ocurre cuando la batería se encuentra en mal estado, ya que libera cierta cantidad de hidrógeno que entra en contacto con la chispa y produce este estallido.

Paso 5: encienda los vehículos

El penúltimo paso es encender el coche en buen estado y mantenerlo así durante unos dos minutos. Posterior a esto, se tiene que dar arranque al carro con la batería descargada.

Le recomendamos leer:  Todo lo que debe saber sobre tracción delantera, trasera y AWD

En caso de que no funcione, hay que asegurarse de que los cables estén bien conectados. También es posible que la batería esté demasiado descargada. La solución es dejar encendido el vehículo transmisor durante unos minutos más.

Otra opción es pedirle a alguien que mantenga este último coche acelerado sobre las 2000 revoluciones. Mientras esto ocurre, hay que intentar poner en marcha el otro vehículo. Siguiendo estos pasos, el vehículo debería encender. De lo contrario, es plausible que los problemas no deriven de la batería.

Paso 6: desconecte los cables

Cuando el automóvil se encienda, debe permanecer en este estado mientras se retiran los cables. Primero, ha de desconectar los extremos que se sujetaron a la batería que estaba descargada.

Se recomienda que esto se haga en el orden inverso al que fueron colocados. Es decir, se retirará el cable negro y luego el rojo. Después, se quitarán los cables del coche emisor. De igual modo, se sugiere que sus puntas no hagan contacto en ningún momento.

El automóvil que recibió la corriente tiene que permanecer encendido durante unos minutos y, en la medida de lo posible, es aconsejable conducirlo para que el alternador tenga el tiempo suficiente para realizar la carga de la batería. Si este fallo se repite periódicamente es porque el vehículo puede tener averías en el alternador.

En resumen, estos son los pasos que hay que seguir para poner en marcha un vehículo con la batería descargada.

Le recomendamos nuestro artículo: Llantas con nitrógeno: ventajas y desventajas frente al aire común

¿Cómo prender un carro correctamente utilizando cables pasa corriente? Catálogo Autoexpo Concesionario