Si se ha preguntado qué significan los números y las letras en las cajas de cambios automáticas, en este artículo le daremos respuesta a este interrogante. Solo en los Estados Unidos, más de 10 millones de automóviles operados por transmisión automática se venden cada año. La transmisión automática es un sistema más confiable, pues es operado hidráulicamente, lo que aplica la potencia que pasa desde el motor a sus ruedas motrices.

Cada letra o número que aparece en el cambio de marchas de transmisión representa un ajuste o una tarea única para la transmisión.

Qué es el “Prindle”

En la mayoría de los vehículos estadounidenses e importados con una transmisión automática hay un conjunto de letras que son p, r, n, d y l. Cuando estas letras se pronuncian, se dice fonéticamente “Prindle”.

De hecho, eso es lo que la mayoría de los ingenieros dicen al referirse al sistema automático de cambio de marchas, por ello se le puede considerar un tecnicismo. Cada una de las letras significa una configuración individual en el interior de la transmisión automática. Dependiendo del tipo de coche que tenga, es igualmente posible que vea una “M” o una serie de números, probablemente del 1 al 3.

Letra P

La letra “P” en la transmisión automática de su carro, significa el modo park. Cuando el cambio de marchas está en el modo parqueo, los engranajes de su transmisión quedan automáticamente bloqueados, lo que no permite que las ruedas puedan moverse ni adelante ni hacia atrás.

Muchas personas utilizan el modo de parque como un freno, que es un propósito principal para este ajuste de transmisión. Sin embargo, la mayoría de los coches también requieren que el vehículo se inicie mientras la transmisión está en el ajuste park por motivos de seguridad.

Le recomendamos leer:  Todo lo que debe saber sobre tracción delantera, trasera y AWD

Letra R

La “R” significa reverse, o el engranaje necesario para conducir el coche hacia atrás. Al cambiar la palanca de los cambios de la posición P a la R, la marcha atrás queda activada, eso hace que el eje de transmisión se mueva hacia atrás, permitiendo que las ruedas motrices giren en “retroceso”. Un vehículo no se puede arrancar en reversa, ya que sería muy inseguro hacerlo.

Letra N

La “N” es un signo de que la transmisión automática está en neutral o de giro libre. Este ajuste hace que se liberen todos los engranajes (adelante y atrás) y facilita que las llantas giren con libertad. La gran mayoría de la gente no utiliza el ajuste N, excepto cuando el motor de su vehículo no arranca y necesitan empujarlo o mover el coche remolcado.

Letra D

La “D” significa drive. Esto es cuando se activa el engranaje de transmisión automática. A medida que acelera, el engranaje motriz aplicará potencia a las ruedas y se desplazará progresivamente a engranajes más altos a medida que las RPM del motor alcancen el nivel deseado.

Cuando el vehículo comienza a disminuir la velocidad, el engranaje de transmisión automático se desplazará hacia las marchas más bajas. Este es el ajuste superior de los engranajes en una transmisión automática, y se utiliza en las carreteras o cuando el vehículo está conduciendo a las mismas RPM para viajes prolongados por carretera.

– D1: Aumenta el par para terrenos difíciles como el barro o la arena.

– D2: Ayuda al coche en la subida de pendientes, como las carreteras de montaña, y también proporciona un impulso muy rápido del motor que es similar a su función en las transmisiones manuales.

– D3: A veces se muestra como un botón OD (overdrive) en su lugar, D3 revoluciona el motor para un adelantamiento eficiente. La relación de engranajes de la sobremarcha consigue que las llantas se muevan más rápido que las revoluciones del motor.

Le recomendamos leer:  Los coches eléctricos, sus grandes prestaciones y sus falencias

Letra L

La última letra común en una transmisión automática es la “L”, que muestra que la transmisión está en un engranaje de accionamiento bajo.

Este ajuste permite al conductor cambiar de forma manual su transmisión mediante el uso de palancas de cambios situadas en el volante o con otras acciones (a menudo a la izquierda o a la derecha de la palanca de cambios automática).

Para quienes tengan la letra “L” en su caja de cambios, es importante recalcar que es un modo que se usa para subir por colinas o para conducir en situaciones en que la carretera se encuentre en malas condiciones, como en la nieve o en el barro.

Letra S (modo sport)

Este modo hace que el coche se sienta más activo y atlético. Algunos coches lograrán esto puramente haciendo que la transmisión se mantenga en los engranajes durante más tiempo, dejando que el motor funcione a mayor intensidad para mejorar la sensación de velocidad. Esto no ayuda a economizar combustible, de hecho, en la mayoría de los casos hace lo contrario.

Todos los modelos de coche pueden presentar variaciones en la apariencia de su caja de cambios. Por eso, si tiene alguna duda sobre la caja de su coche, consulte el manual de usuario.

Te recomendamos leer nuestro artículo Todo lo que necesita saber de la Fórmula E.

¿Qué significan las letras y los números en las cajas de cambio automáticas? Catálogo Autoexpo Concesionario