Los coches que funcionan con hidrocarburos producen una gran cantidad de emisiones de carbono que se expulsan a la atmósfera terrestre. Esto genera un deterioro progresivo del medio ambiente y hace que el ser humano tenga que lidiar con problemas a futuro como la contaminación y los gases de efecto invernadero. Con el fin de contribuir de manera activa a la conservación al medio ambiente en el que habitamos, usted puede optar por un coche eléctrico e ir un paso adelante.

¿Qué es un vehículo eléctrico?

El coche eléctrico es un concepto relativamente novedoso en el ámbito de la industria automotriz. Y como su nombre lo indica, consiste en un vehículo motorizado que utiliza como fuente de energía una batería eléctrica recargable en vez de la gasolina de los carros convencionales. En la actualidad, muchas empresas han basado todos sus modelos de automóviles en torno a ser proactivos y usar electricidad. Sin embargo, hay algunas marcas que ofrecen vehículos híbridos que funcionan tanto con la electricidad como con combustibles.

Un coche eléctrico, como el Nissan Leaf, el Ford Focus Electric, el Tesla Model S o el Chevrolet Volt, puede ser una gran opción no solo para ahorrar dinero, sino también para contribuir a un ambiente saludable y estable. Los carros eléctricos no emiten gases contaminantes en la misma medida que los tradicionales. Por esta razón, muchos gobiernos han optado por ofrecer incentivos a sus ciudadanos como reducción de impuestos para que la adopción de este tipo de vehículos se intensifique en sus territorios.

Ventajas de un carro eléctrico

Este tipo de carro presenta ciertas ventajas que pueden interesarle.

No requiere gasolina

Un automóvil eléctrico es totalmente alimentado por la electricidad que se le proporciona mediante los ciclos de carga, esto significa que usted no necesitará comprar gasolina nunca más. Conducir coches basados en combustibles fósiles puede representar un gasto superior en la economía de las personas, ya que los precios del combustible suben.

Facilidad para recargar

Un vehículo eléctrico es fácil de recargar, la mejor parte es que ya no tendrá que correr a la estación de combustible para recargar su coche antes de salir a la carretera. Un modelo eléctrico incluso se puede cargar con un enchufe doméstico convencional.

Son más económicos

Se estima que un estadounidense promedio paga alrededor de 20 centavos de dólar por kilómetro por conducir un vehículo propulsado por gasolina, mientras que muchos coches eléctricos funcionan con cinco centavos por kilómetro. La electricidad es en gran medida menos costosa que la gasolina. Si las personas cargaran sus coches en el garaje e instalaran algunos paneles solares, ese precio puede reducirse más. Con los autos eléctricos, se pueden ahorrar entre $2000 y $4000 cada año que se gastarían en gasolina.

No emiten gases tóxicos al ambiente

La mayor ventaja de un vehículo eléctrico es su certificación verde. Los carros que funcionan con electricidad son ecológicos. Así no arrojan gases venenosos ni polución al ambiente, esto es gracias a que se alimentan de fuente de energía no carburante. Los modelos eléctricos son más limpios que los híbridos, porque estos funcionan en un 50 % o más con carburantes y producen gases. Estará contribuyendo a un mejor aire para respirar si se decanta por un carro eléctrico.

Desventajas de un carro eléctrico

También debe considerar que existen ciertas desventajas.

Escasos puntos de recarga en países pocos desarrollados

Las estaciones de abastecimiento eléctrico todavía están en las etapas de desarrollo. Seguramente en la ciudad en la que usted viva no haya muchas estaciones de recarga eléctrica para su vehículo. Lo que significa que si está en un viaje largo o decide visitar a su familia en un área rural y se queda sin carga, puede encontrarse en problemas. Entonces, debe asegurarse de tener mapas de estaciones de carga donde vive y a donde vaya con frecuencia para poder cargar su carro eléctrico cuando lo necesite.

Autonomía de la batería

Estos coches no son tan confiables para recorrer distancias muy largas como los coches a gasolina. La gran mayoría de los automóviles de batería tienen una autonomía de aproximadamente 80 a 160 kilómetros por carga total de sus baterías. Se recomienda no usarlos para viajes largos, aunque se espera que mejoren en el futuro.

Tamaño y espacio interior

Es una desventaja que la gran mayoría de los carros eléctricos en el mercado en la actualidad son pequeños y cuentan con 2 asientos únicamente. No están destinados para movilizar a toda la familia, lo que le resta bastante utilidad para un padre o una madre de familia. Para tener un vehículo familiar eléctrico se debe pagar una suma mayor.

Vida útil de la batería

Dependiendo del tipo y uso de la batería, deben remplazarse cada cierto tiempo. Por lo general, las baterías de casi todos los coches eléctricos deben cambiarse de cada 3 a 10 años.

Evaluando todos estos puntos positivos y negativos, y haciendo un contraste con su situación económica y necesidades de movilidad, puede saber si un coche eléctrico es una opción rentable para usted; de lo contrario, representaría pérdidas.

Le recomendamos leer nuestro artículo Todo lo que necesita saber sobre los vehículos impulsados por hidrógeno.

Los coches eléctricos, sus grandes prestaciones y sus falencias Catálogo Autoexpo Concesionario