Es una realidad y toca vivir con ella. Póngase de pie y aplauda. Bogotá es el número 1 en Latinoamérica y el tercero en el mundo con la peor congestión de tráfico, según el Traffic Index del 2019 de la página tomtom.com. Sí, mejor no aplauda. A veces es mejor no ser el número 1 en ciertas cosas. No dejemos todo el trabajo de solucionar el tráfico a nuestros alcaldes y exalcaldes expertos. Hagámoslo todos. Por eso les traemos 7 reglas de etiqueta frente al volante para que cada uno ponga su granito de arena y hagamos de manejar algo más placentero (o llevadero).

Antes de comenzar y hacerle perder el tiempo a nuestro querido lector, queremos dejar las cosas claras de lo que trata el artículo. Escogimos 7 de las reglas más importantes para nosotros y sabemos que hay más que se nos escapan. No vamos incluir reglas como acatar las señales de tránsito o no arrojar basura, porque, aunque no lo parezca, son reglas de convivencia mínimas que están además reglamentadas por la ley. Tampoco explicaremos etiquetas dentro del carro ya que esto corresponde a otro espacio. No siendo más, empecemos.

Regla #1: Use el método de la cremallera

Comúnmente llamado “Zipper Merge Method”, el método de la cremallera no solo es eficiente sino es intuitivamente justo. Sin entrar en definiciones filosóficas de justicia, esta regla busca crear un orden de turnos al momento de combinar dos hileras de vehículos. Es decir, si dos carriles se convierten en uno, primero pasa un vehículo del carril izquierdo y después uno del derecho y así sucesivamente. Si su cortesía va más allá, aplique este método para dejar pasar vehículos que, aunque cuentan con el signo “Pare”, en un trancón se ven forzados a luchar para poder girar a la derecha o pasar y girar a la izquierda.

Regla #2: Intente no quedar atravesado en una intersección

Aunque nos gustaría decir simplemente “Intente no quedar atravesado” y pedirle al alcalde, que al igual que en otros países más civilizados, establezcan horas de carga y descarga de mercancías, paradas de taxis y demás, nos referiremos al acto de calcular el tiempo, el espacio y la velocidad al momento de pasar una intersección. Tranquilo, no necesita ser un físico para calcular si al momento de pasar una intersección va a quedar en la mitad obstruyendo el paso a los vehículos que van en dirección adyacente.

Regla #3:  Utilice el pito, claxon o corneta únicamente para evitar colisiones

Sí, sabemos lo reconfortante que es para muchos pitarle a alguien que ha cometido una descortesía, pero este pitazo ocasiona “daño colateral”. Este “daño colateral” afecta a todos los vehículos, viviendas y personas a su alrededor que escuchan los alaridos de su pito. Ahora es usted el descortés. Limítese a utilizar su pito para evitar colisiones, no para agredir a los demás.

Regla #4: No encandelille con sus luces

Ahora pasamos a lo visual. No hay necesidad de utilizar luces plenas dentro de las ciudades. Evite también alterar o modificar sus luces, ya que estás podrían afectar la visibilidad de otros conductores. En carretera, utilícelas si hay poca visibilidad por falta luz. La etiqueta está en quitar las plenas al momento de ver un vehículo que venga en dirección opuesta, es decir hacia usted. Así, evitara encandelillar a los pasajeros.

Regla #5: Conserve el espacio entre carros

Conservar un espacio con el vehículo enfrente del suyo en movimiento está regulado por el Código Nacional de Tránsito. A 30 kilómetros por hora se debe dejar 10 metros de espacio, de 30 a 60 kilómetros 20 metros, de 60 a 80 kilómetros 25 metros y más de 80 kilómetros 30 metros. Haga el mismo ejercicio en escenarios de tránsito lento. Conservar al menos medio carro de distancia con el vehículo del frente no solo es una regla de cortesía sino es una jugada inteligente al momento de cualquier situación inesperada, como por ejemplo un vehículo de emergencia intentando pasar. Este espacio le dará margen de maniobra para orillar su vehículo.

Regla #6: Respete el espacio de las motos y los ciclistas

No sabemos si Bogotá se está convirtiendo en una ciudad como Ámsterdam o como Bangkok. El número de bicicletas y motos va en aumento y esto conlleva más responsabilidades. Hablaremos desde el punto de vista del conductor de carros, de las políticas de bicicletas y motos se deben encargar otros. Por nuestro lado, conservar y respetar los espacios de las motos y ciclistas es una regla de etiqueta y una responsabilidad mayor. En estos dos tipos de vehículo, la gravedad de los accidentes es muy superior al de los carros. Para empezar, la Ley 1239 de 2008 establece que las motos tienen por derecho el mismo espacio que un carro, es decir, ocupar un carril. Por otro lado, las bicicletas tienen derecho a circular por la derecha de las vías a una distancia no mayor a un metro de la acera. La cortesía con ellos es respetar su espacio y su derecho a transitar. En muchos países hay una medida estándar de respetar un metro de distancia con los ciclistas, podemos empezar por ahí.

Regla #7: No estigmatice el servicio público

Las reglas de etiqueta frente al volante aplican para todos. Trate al servicio público como a cualquier otro. Respete sus derechos y reconozca la gran labor que hacen por el país. Entiéndalos. A lo mejor usted va camino a su casa después de un día de trabajo. Ellos pueden estar comenzando turno o llevar manejando todo el día. Eso no les da derecho a ellos a la descortesía, pero a usted tampoco le da derecho a juzgarlos en grupo. Cédales el paso. A lo mejor usted llegará un minuto tarde a su casa, pero ellos llevarán un minuto más temprano a todos los usuarios del servicio. Apoye el servicio público, no solo utilizándolo, sino haciéndoles la vida más fácil a todas esas personas que se levantan todos los días para mover un país.

Sabemos que se les ocurrirán más reglas, pero con estas 7 reglas de etiqueta frente al volante podemos empezar y hacer un gran cambio. Aprender a convivir juntos es una tarea de todos y no solo de los alcaldes. Hagamos memoria y revivamos esa campaña que decía así: “Sea parte de la solución. Use ya su inteligencia vial”.

Le recomendamos leer nuestro artículo 15 mantenimientos que debe realizar a su vehículo según el kilometraje. Mantener su vehículo a punto es ser cortés con los demás. Un carro varado ocasiona el mismo impacto en el tráfico que un accidente de tránsito. Sea responsable con los demás.

7 reglas de etiqueta frente al volante Catálogo Autoexpo Concesionario