Los viajes largos por carretera son muy comunes en los núcleos familiares y en los diferentes grupos de amigos, sobre todo a lo largo de las temporadas de vacaciones. Salir a disfrutar con los allegados se convierte en uno de los principales planes y el que más satisfacción genera.

Estos recorridos extensos son una posibilidad para conocer nuevos lugares, apreciar paisajes inmejorables, compartir en plenitud con las personas cercanas y salir del ambiente de estrés diario. Sin embargo, es necesario tener precauciones a la hora de embarcarse en ellos. Recorrer grandes cantidades de kilómetros es extenuante y requiere momentos de descanso y estiramientos para evitar accidentes en la vía.

Otras de las situaciones que se pueden prevenir tomando una pausa y haciendo diferentes tipos de movimientos son las molestias físicas. Cuando el cuerpo pasa mucho tiempo en una misma posición tiende a cansarse, lo que genera que las respuestas del organismo a las diferentes circunstancias que se puedan presentar durante el viaje no sean las mejores. Normalmente, los músculos se ponen tensos (en especial, los de las piernas). Es posible que aparezcan dolores lumbares y que las diferentes articulaciones se pongan rígidas.

Tome un descanso y estire su cuerpo

Para no tener inconvenientes a la hora de emprender largos desplazamientos, es recomendable tomar un descanso cada dos o tres horas de viaje. Otra referencia para hacer una pausa cuando se conduce es haber transitado entre 150 y 200 kilómetros.

Atender las señales que el organismo presenta cuando se siente fatigado es vital. Entre ellas están el bostezo continuo, parpadear constantemente o el hormigueo en diferentes músculos. Cuando estos se empiezan a presentar, se recomienda buscar el lugar más cercano para poder detener el vehículo, hacer una pausa y aprovechar para realizar algunos ejercicios.

Le recomendamos leer:  ¿Qué hacer en caso de recalentamiento del motor?

Mover la cabeza

Se ha de poner el respaldo del asiento recto y mover suavemente la cabeza de un lado a otro. Luego, hacerlo hacia adelante y hacia atrás y, finalmente, realizar movimientos circulares. Los ejercicios pueden repetirse cinco veces cada uno.

Con la mano derecha, tomar la parte izquierda de la cabeza e inclinar al lado derecho. Permanecer así por cinco segundos. Al terminar, hacer el mismo ejercicio con la mano contraria.

Con las dos manos entrelazadas, sujetar la parte posterior de la cabeza y llevarla suavemente hacia el pecho. Después, desplazar la cabeza hacia atrás con la ayuda de los dedos pulgares. Poner estos en la parte baja de la mandíbula.

Extensión de la espalda y los brazos

Cruce los brazos y coja sus hombros (abrazarse a uno mismo) mientras permanece sentado. En esa posición, hay que intentar recorrer la espalda con los dedos y tratar de juntarlos. Repetir cinco veces.   

Bajarse del carro, poner las piernas juntas, pararse en punta de pies y extender los brazos por encima de la cabeza. Mantenerse en esta posición por cinco segundos.

Separar un poco las piernas, abrir los brazos y llevarlos de la espalda. Conservar la posición cinco segundos. Repetir el ejercicio cinco veces.     

Con las piernas separadas, entrelazar los dedos y poner las palmas de las manos hacia afuera. Estirar los brazos al frente y subir los hombros. Mantener por cinco segundos y repetir cinco veces.

De pie, estirar el brazo derecho por encima de la cabeza y lentamente inclinar el tronco (con el brazo arriba) al lado izquierdo. Luego, realizar el mismo procedimiento con el brazo izquierdo e inclinarse al lado derecho.

Le recomendamos leer:  5 formas de evitar que la batería de su carro muera

Estiramiento de las piernas

Pararse sobre las puntas de los pies y extender el cuerpo hacia arriba lo máximo posible. Quedarse así por cinco segundos y repetir cinco veces.

Llevar la punta del pie hacia arriba con el talón apoyado en el piso. Tras cinco segundos, cambiar de pie y hacer nuevamente el ejercicio. Realizarlo cinco veces con cada uno de los pies.

Colocar los brazos en el carro e inclinar el cuerpo en un ángulo de 45 grados. Doblar una de las rodillas y la otra llevarla hacia atrás, lo más lejos posible del cuerpo. Tratar de estar 5 segundos. Intercalar el ejercicio con las dos piernas durante cinco oportunidades.

Con la mano derecha, tomar el empeine del pie derecho y llevarlo al glúteo. Mantener el equilibrio durante 10 segundos y cambiar. Hacer el estiramiento 5 veces con cada pierna.

Con ambas manos, tomar la rodilla derecha y tratar de subirla al pecho. Permanecer en la posición por diez segundos y repetir el ejercicio con la otra pierna. Hacer el estiramiento cinco veces.

El cansancio es uno de los principales factores de accidentes en las carreteras. Es por eso que seguir estos consejos puede ser útil para reducir el riesgo al volante, así como para evitar algún tipo de inconvenientes a la hora de enfrentarse a largos desplazamientos en las diferentes vías nacionales.

Además de lograr un viaje más placentero y que permita mantener la seguridad propia y de los acompañantes, se podrá llegar al destino con menor sensación de agotamiento físico.

Le recomendamos leer: 5 situaciones de peligro frente al volante y cómo lidiar con ellas

Reducir los riesgos en viajes largos con descanso y estiramientos Catálogo Autoexpo Concesionario