La pandemia producida por la COVID-19 conllevó a que las autoridades y los organismos de salud efectuaran una serie de recomendaciones para evitar la propagación de este virus. Empero, no hay información específica sobre cómo evitar la propagación de la enfermedad en un automóvil. Por lo tanto, en este artículo se hará una serie de recomendaciones para evitar que su vehículo se convierta en un canal de transmisión de esta enfermedad.

En primer lugar, se debe recordar que la propagación de este virus se da de persona a persona. Puntualmente, la OMS indica que la transmisión se da a través de gotículas respiratorias que salen de la nariz o boca de una persona infectada. Estas pueden caer sobre cualquier superficie alrededor y permanecer en ese punto.

Por ende, las personas se pueden contagiar debido a que una persona infectada estornuda o tosa cerca a otras personas, provocando que estas partículas lleguen hasta los ojos, nariz o boca de otros individuos.

Formas de propagación en un coche

Las superficies de los automóviles varían, y estas pueden ser de cuero, metal, textiles y plástico, entre otros materiales. Por ende, hay una alta probabilidad de que el virus se adhiera a una de estas superficies si un pasajero infectado tuvo contacto con el vehículo. La OMS indica que el virus sobrevive hasta 72 horas en superficies de acero o plástico, menos de 24 horas en superficies de cartón y 4 en superficies de cobre.

Teniendo en cuenta esto, es recomendable que los pasajeros se desinfecten antes de subirse al vehículo y entrar en contacto con algunas de sus partes. La desinfección de las superficies se puede realizar con desinfectantes de uso doméstico; es la mejor manera de evitar que el vehículo sea un canal de propagación.

Recomendaciones para evitar la transmisión por superficies

Una de las recomendaciones principales es hacer un lavado de manos antes y después de haber entrado en contacto o haber conducido un vehículo. Parece obvio, pero el lavado de manos y la desinfección de la suela de los zapatos evitan el ingreso de gérmenes al vehículo.

En consecuencia, se deben desinfectar las superficies con las que se entra en contacto de manera frecuente, es decir, las manijas de las puertas, los cinturones de seguridad, los switch de los vidrios eléctricos, los controles de la radio, la caja de cambios, el volante y los controles del aire acondicionado.

Por otro lado, cada vehículo debe contar con las herramientas necesarias para hacer efectiva esta desinfección. Estos instrumentos son los atomizadores que contengan alcohol, los productos desinfectantes y el uso de guantes desechables para la limpieza del vehículo.

Asimismo, si el coche es de uso familiar o transporta a varias personas durante un el día, se recomienda hacer una desinfección de los zapatos antes de ingresar y lavar la tapicería de manera frecuente. A pesar de que estas medidas puedan parecerle descabelladas, los expertos consideran que el contagio se puede disminuir si se toman las precauciones adecuadas y se duplican las medidas de higiene.

Adultos mayores y niños

Los adultos mayores de 60 años, las personas con enfermedades como hipertensión, enfermedades respiratorias crónicas o cardiovasculares se consideran parte de la población vulnerable.

Adicionalmente, los niños representan un factor de riesgo hacia las poblaciones vulnerables. Esto se debe a que tienen las mismas posibilidades de adquirir el virus y, a su vez, un menor grado de conciencia sobre los protocolos de bioseguridad.

Esto indica que se debe evitar que en un mismo vehículo sean transportados niños y adultos mayores. Si este escenario es inevitable, se recomienda que se limpien las áreas de alto contacto y que se tomen precauciones adicionales.

Transporte público

Cuando una superficie entra en contacto con varias personas es necesario mejorar los protocolos de bioseguridad. Para el caso de los transportes públicos como taxis, buses o servicios de transporte masivo, entre otros, se recomienda utilizar gel antibacterial de manera frecuente, no tocarse la cara con las manos en ningún momento y acatar las medidas de distanciamiento.

Debido a esta situación, resulta muy difícil evitar el contacto con agarradoras y asientos. No obstante, la limpieza de las superficies con las que se tendrá contacto y el uso de guantes desechables podrían ser alternativas a este inconveniente.

Además, los taxis u otros transportes que ofrecen servicios particulares han implementado el uso de protectores divisorios dentro de sus vehículos. Estos evitan el paso de gotículas y el contacto de los usuarios con el conductor. Los conductores también se encargan de limpiar de manera periódica las superficies de alto contacto.

Finalmente, los mejores consejos que se pueden dar son los de promover el autocuidado, seguir las medidas recomendadas sobre la desinfección e higiene personal, evitar el contacto con las personas que se consideran como población vulnerable, quedarse en casa y hacer una desinfección periódica para que usted y su vehículo no se conviertan en un foco de contagio.

Le recomendamos leer: ¿Dónde puedo revisar la calificación de seguridad de mi carro?

Breves consejos para disminuir el riesgo COVID-19 en su coche - Catálogo Autoexpo Concesionario