Al salir de viaje, usted como conductor se ve expuesto a todo tipo de circunstancias. Una de ellas es la afectación de la visibilidad producida por la neblina, la cual es un acontecimiento natural que usualmente se presenta en forma de nubes. Estas se encuentran constituidas por pequeñas partículas de agua que se encuentran muy cerca del suelo o superficie; lo que hace que se pierda la claridad y afecte la visibilidad de las personas que se encuentran en carretera.

Siete consejos para conducir con niebla

Si usted está al volante, es sugerible que siga los siguientes 7 consejos para manejar seguro y mucho más cómodo.

Utilice luces bajas

El encender las luces altas es un riesgo latente al volante, ya que con estas se produce o se crea una especie de reflejo de la luz sobre las gotas de agua, generando de esta manera dificultad visual y una sensación de acortamiento de la vía. Mantenerlas bajas permite que usted reduzca los riesgos de producir un deslumbramiento y llegar a chocar. En otros casos, si el vehículo posee las luces antiniebla, lo más recomendado es ponerlas en funcionamiento; esto resultaría más efectivo a la hora de visualizar la carretera. 

Utilice los limpiaparabrisas

Los limpiaparabrisas son un elemento fundamental a la hora de conducir de manera segura y no tener ningún sobresalto en la vía. Es por ello por lo que se deben mantener en óptimo estado, pues usted nunca sabe cuándo un día lluvioso o con niebla pueda aparecérsele enfrente. Debido a ello, en días con altos índices de neblina es de gran importancia recurrir al uso del limpiaparabrisas, lo que le facilitará la visibilidad al conductor. Usarlos resulta necesario si se quiere mantener enfocado en la vía de manera segura. Además, para desaparecer la humedad que produce la niebla sobre el cristal, se requiere el uso del limpiaparabrisas de manera recurrida.

Le recomendamos leer:  Recomendaciones para que su automóvil sea seguro para sus hijos

Active el desempañador

Muchas veces a la hora de utilizar el parabrisas no se tiene en cuenta o no se usa el desempañador. Si bien el parabrisas es un factor esencial en días de abundante neblina en la vía, también hay que ajustar y activar inicialmente el desempañador, luego ajustar el limpiaparabrisas. De este modo, se obtendrá una vista mejorada de la carretera y usted conducirá con mucha más precaución y facilidad. Este elemento es importante porque elimina la humedad producida por el aire que se encentra acumulado.    

Disminuya la velocidad

Es importante hacerlo progresivamente porque se podrá adecuar a las condiciones de visibilidad que se le presentan. Y, además, no pondría en riesgo al conductor que se movilice por detrás. Del mismo modo, conducir a menor velocidad le brindará a usted una sensación de comodidad, lo cual reduce los riesgos de tener un accidente. Porque si la niebla es constante y densa puede llegar a crearse una especie de ilusión óptica en cuanto al movimiento del auto; es decir, usted podría creer que va lento cuando en realidad excede los límites de velocidad recomendados para este clima. Sin embargo, no es adecuado disminuir totalmente la velocidad debido a que otros vehículos podrían chocar si vienen deprisa.  

Guíese con la línea blanca continua (también llamada fog line)

Es indispensable y muy recomendado que usted mantenga la vista puesta en las líneas que muestra la vía, y aún más si es la línea blanca continua. Esta le ayudará a mantenerse en una posición que no afectará la estabilidad de su vehículo, ni la de los otros que se desplacen en la vía.

Le recomendamos leer:  7 tips para preparar su vehículo antes de guardarlo por un largo periodo

No frene en seco

Utilizar el freno de manera lenta, pero segura, es la mejor opción en casos como estos. Con ello se evitaría que las ruedas se bloquearan y así causaran el descontrol del auto. También, el frenar bruscamente podría empañar los cristales y causar molestias a la hora de reaccionar oportunamente ante cualquier eventualidad que se pueda presentar como, por ejemplo, un vehículo en la parte de adelante. 

Si no ve bien, oríllese y espere a que baje la neblina.

Si no puede tener una vista más o menos clara de la vía, lo mejor será hacerse a la orilla y esperar a que este evento vaya disminuyendo su intensidad o llegue a su fin. Ahora bien, si usted se siente un poco nervioso, detenerse lo ayudará a recobrar la calma.

Claro que, hacerse a la orilla requiere necesariamente que se enciendan las luces intermitentes, lo que les indicaría a los demás conductores que hay un auto detenido en la vía, y deberán ser mucho más cuidadosos.

Si bien la niebla no es una gran compañía a la hora de viajar, con las debidas precauciones, usted puede salir de este pequeño inconveniente o problema que enfrentan algunos conductores a la hora de ir en la vía. Es preferible minimizar los riesgos que multiplicarlos, por lo que evidentemente las recomendaciones anteriores son fundamentales.

Te recomendamos leer nuestro artículo Todo lo que necesita saber sobre el Rally Dakar.

Estrategias para conducir de forma segura en medio de la niebla Catálogo Autoexpo Concesionario