Los mantenimientos que puede realizar usted mismo a su carro no son muy complejos. Sin embargo, resultan necesarios para garantizar su correcto funcionamiento y la seguridad en la conducción. A continuación, le mostramos los 5 mantenimientos más recomendados.   

1. Presión de las llantas e inflado

Independientemente del modelo del carro se debe verificar el estado de las llantas de forma periódica. Todas deben tener la misma presión, pues cualquier diferencia puede provocar un desgaste desigual en el caucho, andar inseguro y hasta inconvenientes en el frenado.

2. Rotación de las llantas

Una rotación de las llantas de forma planificada puede evitar su prematuro cambio. De acuerdo con la posición del motor del carro, las llantas que soportan su peso pueden experimentar un desgaste mucho mayor. Una rotación adecuada garantizará que el desgaste sea equilibrado en los pares delanteros y traseros.

Esta técnica también le otorga al carro una adecuada estabilidad en las curvas, ya que hay óptimas condiciones de frenado. Además, evita un desgaste y daño progresivo de los amortiguadores y del sistema de dirección.

3. Cambio del filtro de aire

Dentro de los mantenimientos que puede realizar usted mismo, el cambio del filtro de aire es una práctica que mejorará el rendimiento general de su carro. Evitará el consumo excesivo de combustible y mantendrá todas las impurezas alejadas del motor.

Recuerde que debe llevar un control permanente de las fechas de cambio del filtro de aire. También es muy importante que analice el uso que le da a su carro y el tipo de terreno sobre el que se desplaza habitualmente, pues esto determinará un cambio temprano o tardío.

4. Cambio de luces

El cambio de las bombillas también forma parte de los mantenimientos que puede realizar usted mismo. Su carro debe circular con todas las luces en buenas condiciones para evitar riesgos y multas.

Lo más recomendable es que lleve a bordo bombillas y fusibles de repuesto. También puede cargar las herramientas necesarias para quitar los seguros que los sujetan en caso de requerir un cambio repentino. Aquí sí será necesario que consulte el manual de instrucciones, ya que no todos los sistemas y seguros que sujetan las bombillas son iguales. El procedimiento de recambio varía según la marca del automóvil.

5. Cambio del limpiaparabrisas

Otro de los mantenimientos que puede realizar usted mismo es el cambio de los limpiabrisas. Al estar continuamente en acción cuando llueve y además expuestos al calor y a los rayos UV, estas piezas se desgastan y pueden rayar el vidrio o no limpian de manera uniforme restándole visibilidad al conductor. Para no llegar a este punto se debe revisar las escobillas regularmente y reemplazarlas cuando sea necesario.

Por lo general unos limpiabrisas de alta calidad se deben reemplazar cada dos años. La revisión es sencilla, sobre todo si el vidrio panorámico esta mojado: si detecta al accionar el limpiabrisas que se forman rayas, se debe cambiar los limpiabrisas. La instalación de las escobillas varía según el modelo de carro y la marca de los limpiabrisas. Se debe respetar el tamaño e instalar la medida recomendada por el fabricante.

Mantenimientos que puede realizar usted mismo, pero que no reemplazan un servicio técnico profesional 

Los mantenimientos que puede realizar usted mismo aquí señalados permiten que el carro funcione adecuadamente, ayudan a solucionar desperfectos inmediatos y sacan de apuros. Sin embargo, no sustituyen un servicio técnico profesional. Su carro tiene que ser examinado por un mecánico una o más veces al año. La cantidad de visitas a un taller va a estar determinada según el modelo, la presencia de fallas o la recomendación del profesional que lo evalúe.

Si es hora de sustituir un componente desgastado, asegúrese de que se trate de un repuesto original. Consulte las especificaciones del manual de instrucciones y pida asesoramiento en el sitio oficial de la marca en caso de ser necesario.

Debe llevar un control de los mantenimientos realizados por usted mismo

Para una mejor organización no descarte apuntar en una agenda las fechas de los mantenimientos que puede realizar usted mismo y de aquellos que tengan lugar en un taller. Un estricto control le permitirá disfrutar de una conducción segura para usted y su familia.

Si bien la seguridad es muy importante, esta no lo es todo. Un exhaustivo control también generará las condiciones óptimas para alargar la vida útil de los componentes de su carro, preservará la potencia del motor y le evitará muchos dolores de cabeza a futuro.  

Recuerde que controlar la presión, el inflado, la rotación de las llantas, el cambio del filtro de aire, el control de las luces y el cambio de aceite forman parte de los mantenimientos que puede realizar usted mismo. Con unos pocos minutos y las herramientas idóneas podrá darle a su carro un mantenimiento correctivo de excelencia.

Re recomendamos leer nuestro artículo 15 mantenimientos que debe realizar a su vehículo según el kilometraje

Mantenimientos que puede realizar usted mismo: lo que debe saber Catálogo Autoexpo Concesionario